Historia de una amistad, una foto y su estupendo uso final: “Aliapiedi… en Dublín”.

Fotografía de David García-Pardo (marido de Alia Zuffi)

Normalmente mis entradas en el blog son de una fotografía y una cita. En esta ocasión me vais a permitir que escriba un poquito más de lo usual, aunque no sea lo mío, para contaros la historia de una amistad, una foto y su estupendo uso final. No me acuerdo cuándo fue exactamente el día que descubrí el blog de mi amiga italiana, en aquel entonces virtual, Alia Zuffi, titulado “Aliapiedi en familia”. Me imagino que fue por las entradas sobre temas similares que teníamos sobre el Parque Juan Carlos I y el jardín de El Capricho de Madrid. Desde aquí os animo a que leáis sus excelentes artículos que, como expresa ella misma, son “para todas aquellas familias que viven o están de paso por Madrid y que quieren disfrutar al máximo del tiempo libre con sus hijos”.

En diciembre de 2015, Alia me pidió si podía arreglarle un fotografía que había tomado en su viaje a Dublín y en la que se veían los reflejos del cristal desde dónde la había realizado. Por supuesto, intenté arreglar la fotografía y su problemilla del reflejo del cristal, pero también me excedí en el trabajo y su confianza aportando “otras mejoras” de mi cosecha para que la imagen destacara un poco más (dando mayor protagonismo a los reflejos, al contraste de los caminos negros con el suelo blanco, al camino rojo, al tono de los colores, en fin, tocando casi todo). Podéis ver el antes/después aquí:

Casi dos años después, ¡la fotografía formaba parte de la portada del libro “Aliapiedi… en Dublín”! y, claro, ¿cómo no iba a asistir a la presentación del mismo? Y allí fui, armado con mi cámara por supuesto, para asistir a la charla/presentación y documentar el evento. Espero que sirvan como recuerdo de tan señalado día y que no sean las últimas que haga a mi amiga escritora Alia Zuffi.
Por cierto, ¡no os olvidéis de comprar el libro!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Resumen fotográfico 2015

 

¡Qué complicado ha sido realizar un resumen de mis fotografías tomadas durante el año 2015! Éste ha sido un año muy productivo. He disfrutado de muchas salidas fotográficas con mis compañeros del grupo “Not Only Street Photography” y eso se traduce en un montón de imágenes callejeras. Creo que por este motivo he dedicado mucho más tiempo a esta disciplina fotográfica que a otras.La práctica hace que pierdas un poco el miedo a retratar a extraños, aunque todavía no me siento del todo cómodo. Lo cierto es que es un tipo de fotografía que engancha porque sueles captar momentos irrepetibles y que nadie puede conseguir igualar al ser capturas efímeras. También he adaptado mi equipo para el paseo callejero comprando un objetivo pancake fijo de 24 mm. Esto, a la vez que hace que sea más discreto, lo hace infinitamente más ligero (y tu espalda y cuello lo agradece)

También he aprendido mucho sobre fotografía de retrato con flash. Y ya he realizado las primeras inversiones al respecto (flash, pie+paraguas, softbox octogonal, grid, etc).

Y, por supuesto, no he dejado de lado la fotografía de interiorismo y arquitectura, que también me apasiona.

En definitiva, un año que será difícil mejorar pero que habra que intentarlo durante al año que viene. Desde aquí quiero daros las gracias por seguir el blog y desearos mis mejores deseos para el año que se nos viene encima… ¡Feliz año 2016!

De vuelta con las pilas cargadas…

Atardecer en el puerto

No hay nada como el descanso para retomar fuerzas y ponerse, con más determinación, en marcha. En esta nueva etapa que comienzo hoy tengo pensadas algunas novedades e ideas como, por ejemplo, la publicación de algunos post más detallados sobre mis fotografías y no sólo con citas. Contando cómo se hizo y porqué, el procesado, etc. También algunos reportajes de lugares que he visitado y visitaré. Espero que sean interesantes y os gusten.