El reto de fotografiar lugares conocidos (y sobradamente fotografiados por tí)

El capricho Efectivamente, es todo un reto volver a sitios conocidos (y sobradamente fotografiados por tí) para realizar “nuevas y distintas” fotografías. En mi caso, al principio me cuesta mucho. Veo los mismos encuadres de imágenes que ya he tomado en su día. Tengo que realizar un proceso de borrado mental y empezar a mirar las escenas como si fuera la primera vez que estoy contemplándolas. Y no es sencillo.

La luz que haya puede condicionar que la imagen sea completamente distinta a otra que ya tomaste. Y siempre puedes aplicar técnicas distintas, como el HDR, para producir resultados diferentes (yo en este caso del templete mezclando 3 imágenes con 3 exposiciones distintas).

Otras veces, el juego se reduce a acercarte más y más, hasta llegar a un resultado no visto con anterioridad. Como por ejemplo, aquí:

Y llegar a una imagen diferente cuando te acercas al límite (debajo a ras de suelo):

En ocasiones te encuentras realizando las mismas fotografías pero utilizando otras técnicas, como las de larga exposición con filtros, que te ofrecen resultados distintos, dejando el agua casi como un espejo.

Y, a pesar de todo lo dicho anteriormente, siempre acabas haciendo “esa” fotografía que te gustó cuando visitaste el lugar por primera vez…

Espero que os haya gustado este último paseo que me he dado por el Parque del Capricho…

Un saludo

Anuncios

Mi estación preferida: Otoño

“Quiero un otoño rojo como el amor, amarillo como el sol aún caliente en el cielo, naranja como los atardeceres encendidos al final del día, púrpura como los granos de uva para picotear. Quiero un otoño para descubrir, vivir, probar.”
Stephen Littleword

Sigue leyendo